Novedades

Caminar es un buen ejercicio para el cuerpo y la mente.

Es fácil y económico aunque como en todo lo principal es dedicar el tiempo diario al ejercicio, a hacerlo con paciencia, sin apuros y que además de un buen ejercicio resulte terapéutico para el cuerpo y el alma.

A continuación cinco buenas razones por las que seía bueno caminar 20 minutos por día desde hoy mismo.

  • Caminar, un buen remedio antiestrés. El mayor enemigo para la salud son el estrés, la rutina y los pensamientos negativos.
  • Cambiar rutinas. En ocasiones, el simple hecho de hacer todos los días lo mismo acaba "automatizando" el cerebro, y no hay nada más peligroso que un cerebro falto de estímulos y descanso.
  • Sin presiones. Salir a andar, sin presiones, sin más obligaciones, solo con una botella de agua y bien equipados para ello supone una liberación mental que nuestras neuronas agradecen.
  • Oxigenar. Se relativizan pensamientos, oxigenamos nuestras células y, de pronto, la vida pierde “su rigidez” para permitir ser más libres.
  • Caminar ayuda además a reconectar con las necesidades emocionales. Al caminar se inicia un diálogo interno liberador que relaja muchas de nuestras estructuras cerebrales para regular la neuroquímica asociada al estrés.